Una frase del Archipiélago Gulag 1918-1956

“¡Si tan solo fuera todo tan simple! Si tan solo hubiera personas malvadas en algún lugar que cometan actos malvados de manera insidiosa, y solo fuera necesario separarlos del resto de nosotros y destruirlos. Pero la línea que divide el bien y el mal atraviesa el corazón de todo ser humano. ¿Y quién está dispuesto a destruir un pedazo de su propio corazón? »

Aleksandr Solzhenitsyn,

El archipiélago Gulag 1918-1956.