Una frase de Un recorrido por mi jardín

«Podemos quejarnos porque los rosales tienen espinas, o alegrarnos porque las espinas tienen rosas».

Alphonse Karr,

Un recorrido por mi jardín.