Una frase de Tener un espíritu de María

«La amargura es como beber veneno y esperar a que la otra persona muera».

Joanna Weaver,

Tener un Espíritu de María: permitir que Dios nos cambie de adentro hacia afuera.