Una frase de Los Miserables

«Los brazos de la madre están hechos de ternura, y el dulce sueño bendice al niño que yace dentro».

Victor Hugo,

Los Miserables .