Una frase de Jonathan Edwards

«No contribuyes con nada a tu salvación excepto con el pecado que lo hizo necesario».

Jonathan Edwards
.