Una frase de Edith Wharton

«Mi perrito, un latido a mis pies».

Edith Wharton
.