Una frase de Edgar Allan Poe

«Nunca sufrir nunca hubiera sido bendecido».

Edgar Allan Poe
.