Una frase de Douglas Adams

“No es la caída lo que te mata; es la parada repentina al final «.

Douglas Adams